Ante la renuncia de la Ministra de Justicia y Paz

Ante la salida de Cristina Ramírez Chavarría del cargo de Ministra de Justicia y Paz, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) y sus seccionales ANEP-Policía Penitenciaria y ANEP-Sistema Penitenciario Nacional, expresamos un sincero agradecimiento por el trato respetuoso y transparente que en su condición de máxima jerarca institucional nos brindó; en las diferentes oportunidades y circunstancias en que por el natural desenvolvimiento de las relaciones obrero-patronales, esta digna autoridad sostuvo diálogo con nuestra organización.

Particularmente, debemos reconocer que Cristina Ramírez honró la palabra empeñada en los diversos acuerdos que se generaron en estos temas reivindicativo-laborales, especialmente los atinentes a la Policía Penitenciaria.

Resalta aquí que su despacho (y su Gobierno), tuvo toda la disposición política y la voluntad del caso para resolver, definitivamente, una década (o más) de deuda salarial acumulada con la Policía Penitenciaria costarricense, por concepto de disponibilidades trabajadas y sin paga; atendiendo su despacho la validez de la tesis de la ANEP de que el pago en sede administrativa daría como ganadores a todas las partes involucradas; tal y como lo habíamos manifestado a la salida del gobierno anterior, con el histórico movimiento de calle conocido entre dicho personal como “EL 20 en la 27”.

Aunque, lastimosamente, no fue posible abordar, con profundidad, los temas de lo que la ANEP ha venido denominando como la Crisis del Sistema Penitenciario Nacional; y, especialmente, con la serie de planteamientos y propuestas que en el tema la ANEP ha venido formulando en los últimos años; comprendemos que toma tiempo al país y a la sociedad lograr una comprensión cabal sobre lo que ocupa la institución carcelaria costarricense para posicionarse, como es menester, como tema preponderante de la agenda nacional de hoy en día.

Finalmente, la ANEP ha solicitado respetuosamente a la señora Cristina Ramírez informar a su sucesora, en la cartera de Justicia y Paz, la distinguida ciudadana doña Cecilia Sánchez, no solamente de los procesos bilaterales en desarrollo (especialmente, lo del nuevo Manual de Puestos de la Policía Penitenciaria), sino, de cuál es la naturaleza del desenvolvimiento político-sindical de la ANEP en su rol de organización gestora de interlocución laboral con responsabilidad, profesionalismo y, sobre todo, de respeto pese a las desavenencias.

|

Un comentario sobre «Ante la renuncia de la Ministra de Justicia y Paz»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>