Carta al Doctor Rodolfo Piza Rocafort, Coordinador del Proyecto “Centroamérica Cumple y Gana”, sobre la participación de la ANEP en dicho proyecto.

Asunto: Participación de la ANEP en el Proyecto “Centroamérica Cumple y Gana”.

Estimado señor:

Le hacemos llegar, primeramente, el más atento y respetuoso de nuestros saludos.

La Junta Directiva Nacional de la ANEP, en su Sesión No. 1704, celebrada el día viernes 19 de marzo anterior, analizó la propuesta de participación de nuestra organización en el Proyecto “Centroamérica Cumple y Gana”-Fortalecimiento de los Derechos Laborales en Centroamérica, el cual es financiado con fondos del Departamento de Trabajo del Gobierno de los Estados Unidos de América (USDOL, por sus siglas en inglés); proyecto que ejecutará la entidad estadounidense Abt. Associates Inc., y la Fundapem.

La ANEP decidió no participar en tal proyecto, pese a que los y las costarricenses que están involucrados en el mismo, merecen nuestro mayor respeto, considerando su alta ética profesional, su limpia trayectoria institucional y el buen deseo que les anima en tal iniciativa. Son otras, pues, las consideraciones que nos llevar a rechazar el ofrecimiento de participación.

El debate que se dio en el seno de la dirección nacional de la ANEP al respecto, estableció consideraciones como las siguientes, mismas que fundamentan la negativa que por este medio queda comunicada:

La ANEP está opuesta, radicalmente hablando, a la suscripción del tipo de tratado de “libre” comercio (TLC) que le están imponiendo a Costa Rica, los grupos de poder económico que controlan la acción política de nuestro país, conjuntamente con el actual Gobierno de los Estados Unidos de América.

De alguna manera y aunque se diga lo contrario, el proyecto en mención tiene relación directa en ese TLC. De hecho, tanto el Ministerio de Comercio Exterior (COMEX), como el de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), hacen alarde con tal proyecto al exhibirlo como parte de la “Agenda de Cooperación” en el marco de la eventual aprobación del TLC con Estados Unidos de América.

En tal marco de condiciones, la participación de la ANEP conllevaría para esta organización el despliegue de una doble moral política en cuanto a su oposición al TLC; situación que, paralelamente, nos generaría problemas de credibilidad, de seriedad de compromiso y sobre todo de consecuencia, en el seno del amplio espectro de movimientos sociales que nos estamos coaligando por tal circunstancia (la lucha contra el TLC).

La ANEP ha realizado en diferentes momentos esfuerzos tendientes a concertar con las máximas cúpulas empresariales del país, diversos tópicos que conciernen al mundo laboral y social costarricense, entendiendo el carácter de la época que estamos viviendo. Sin embargo, la mayoría de tales esfuerzos han sido infructuosos y decepcionantes, a excepción de la experiencia denominada comúnmente como “Tercera República”, desarrollada junto a la Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO) y otros sectores sociales de gran importancia nacional, como el cooperativismo; y pese a que la diferencia entre dicha entidad empresarial y la ANEP con relación al TLC es más que obvia.

Sin embargo, específicamente tratándose de quienes ostentan parte del poder empresarial en las organizaciones tradicionales de dicho ámbito, todo esfuerzo con ellos es, como indicamos, infructuoso; por su doble discurso y su poca capacidad ética para honrar lo que firman. Vernos juntos con este sector empresarial en un espacio como el que presupone el proyecto que nos ocupa, aparte de hipócrita, sería un esfuerzo insulso.

El fortalecimiento de los Derechos Laborales debería ser una política de Estado al máximo nivel, si de verdad se quisiera que la famosa globalización tuviera un desenvolvimiento humanista. Lamentablemente no es así, como ya es más que notorio. En todo caso, nada nos asegura que para el caso costarricense, el papel del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), subirá su perfil político y asumirá un rol beligerante, proactivo y protagónico cuando el proyecto termine.

Finalmente, es imposible aceptar participar de un proyecto financiado por el actual Gobierno de los Estados Unidos de América, considerando que su origen electoral está bastante cuestionado; amén de que su respeto por el Derecho Internacional no parece ser la conducta ética predominante en su seno. De ahí que estimar como “genuino” el interés de dicho gobierno por la situación y los derechos laborales de la clase trabajadora centroamericana, resulta un asunto poco creíble.

Las anteriores y otras argumentaciones surgidas de la discusión de rigor, son las que fundamentaron, como ya le indicamos, la negativa de la ANEP para participar en el proyecto que usted conduce, don Rodolfo Piza.

Con la mayor consideración y respeto,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Edgar Morales Quesada
Secretario General Adjunto

—-
c.: Lic. Ovidio Pacheco Salazar, Ministro de Trabajo y Seguridad Social.
c.:Lic. Alberto Trejos Zúñiga , Ministro de Comercio Exterior.
c.: Junta Directiva Nacional de la ANEP.
c.:Federación Nacional de Trabajadores de los Servicios Públicos (FENTSEP).
c.:Movimiento Sindical Costarricense.
c.:Entidades Sociales del Comité Nacional de Enlace (CNE).
c.:Entidades Sociales y Productivas de la “Tercera República”.
c.:Medios de Comunicación Colectiva.
c.:Archivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>