2010: ó “ellos”… ó la gente

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

__________________________________________________________

Aunque suene excesivamente simplista, tal desafío se resume en el siguiente dilema ante la elección venidera: ó “ellos”… ó la gente. Hoy nos referiremos a “ellos”, que son minoría en cantidad. La semana próxima hablaremos de la Gente, así en mayúscula, que es la mayoría.

¿Quiénes son “ellos”? Estamos hablando del pequeño pero poderoso grupo político-ideológico en el poder, de filosofía neoliberal y anticristiana. Se trata de una secta que adoptó como norma cotidiana de comportamiento político el fundamentalismo de mercado y que, entre otras alianzas, estableció nexos profundos con los más sangrientos capitales centroamericanos, hoy de gran peso en la política nacional.

El poder de esta secta es de tal magnitud que pudo reestablecer la reelección presidencial para darle impulso a su proyecto ideológico de mercado desbocado y deshumanizado. Además, ha demostrado gran capacidad para comprar y/o cooptar diputaciones, magistraturas (judiciales y electorales) y periodistas desclasados, amanuenses y que han desarrollado ya espuela en la práctica del periodismo indecente, carente de toda ética.

Esta secta logró instituir en los últimos años, el “asalto jurídico” (concesiones, exenciones, incentivos), de los más suculentos negocios con los servicios públicos para el beneficio de reducidos grupos, algunos que ya tenían poder económico y otros que lo obtuvieron por tal vía.
Ejemplo de ello son los certificados de abono tributario y forestal, la revisión técnica vehicular, el contrato del principal aeropuerto del país, la concesión de muelles en el Pacífico, los incentivos turísticos mal habidos, la reparación de caminos y carreteras, la evasión fiscal de los sectores financieros, entre otros.

Ahora se alistan para incrementar su riqueza por ese camino del “asalto jurídico” en su nueva fase (el “frauderéndum” sobre el TLC y su “agenda de implementación”), con los riquísimos negocios públicos de telecomunicaciones, seguros comerciales, muelles del Atlántico, medicinas de la CCSS, entre otros.

Todo este entramado de negocios y el poder que conlleva se debe a la fusión que ocurrió en nuestro sistema institucional: la alianza de la “gran prensa” neoliberal, con el empresariado egoísta y renegado y con la mayoría de la clase política tradicional podrida que funge como peonada de dicha secta en diversos espacios decisorios de la institucionalidad republicana vigente (parlamento y judicatura, por ejemplo).

Hasta en el diario oficial de la secta, el periódico oficialista del régimen, una de las poquísimas plumas “independientes” que publica en él, admitió que toda esta circunstancia nos tiene con una “democracia devaluada”, a raíz de “la concentración del poder, la banalización política y la disfuncionalidad de un Estado que, cada vez más, responde a clanes financieros familiares y no al interés de la sociedad en su conjunto”. Es claro que hemos estado planteando el problema correctamente: la división de poderes desapareció y la Constitución clama por su restauración, luego de que la clase política podrida al servicio de la secta abjuró de nuestra Carta Magna.

“Ellos”, la secta, ya están trabajando para promover su candidato (o candidata) para el 2010. La secta se da el lujo de poner sus fichas en varios bandos a la vez. Usted ya está oyendo nombres. Ponga cuidado. Por encima del bipartidismo tradicional que han controlado (PLN-PLUSC), más sus turecas de paso; “ellos” ven la elección próxima como estratégica: sería su consolidación absoluta en el poder, luego de veinte o un poco más de años de forcejo con los sectores sociales, patriotas y cívicos, la Gente, quienes no comulgamos con la ideología de esta secta porque hemos defendido a capa y espada, el concepto de desarrollo inclusivo y solidario. Sobre esto hablaremos la semana próxima.

IRAK: ¿Quién juzgará al terrorista y genocida Mr. Bush?

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

__________________________________________________________
Son ellos mismos, los gringos, quienes pulverizan así uno de los principales argumentos utilizados ante la opinión pública internacional, para intentar justificar la invasión a Irak; agresión que mañana 20 de marzo cumple cinco años, generando el dolor y el sufrimiento más espantoso de toda la milenaria historia de ese pueblo árabe.

Anteriormente, ya había quedado demostrado que el Irak del dictador Hussein tampoco estaba fabricando armas de destrucción masiva, ni de orden biológico ni químico. Hace poco el todavía influyente “gurú” de la economía estadounidense, Allan Greenspan, reconoció que la invasión a Irak fue por petróleo.

La ocupación estadounidense de Iraq, es el crimen más flagrante de la historia moderna. Terrorismo de Estado puro. Quien ordenó esa invasión y posterior ocupación, el actual presidente estadounidense George W. Bush (próximo a finalizar su mandato), debe ser considerado como un terrorista y un genocida. Así lo califican millones de seres humanos de todo el planeta, y nosotros también, destacándose una gigantesca cantidad de personas distinguidas en todos los campos del saber de la humanidad de hoy.

Mr. Bush invadió “una de las civilizaciones más antiguas del mundo, Iraq, con 6.000 años de historia, la cuna de las civilizaciones; lugar donde se escribió la primera carta, donde se estableció la primera ley, donde se construyó la primera universidad, donde se utilizó la primera moneda, donde se creó el primer sistema de irrigación, donde se escribió el primer poema…”; según lo afirmó en artículo reciente la escritora iraquí Iman A. Jamas.

Denunció ella que “Iraq fue sometido a una destrucción sistemática. Han desmantelado el Estado,… han destruido completamente el tejido social y cultural. Hasta el momento han muerto un millón trescientos mil civiles iraquíes, más de cinco millones se han refugiado fuera de Iraq o son desplazados internos (de ellos, un millón y medio son niños), dos millones son huérfanos y más aún viudas, cientos de miles (incluyendo 10.000 mujeres) están prisioneros y expuestos a los peores tipos de tortura y de humillación, y carecen de todo tipo de procedimiento legal…
El 70% de los iraquíes no tiene acceso a un suministro de agua saludable. El suministro de electricidad está por debajo de los niveles previos a la invasión. El 43% de la población vive con menos de medio dólar al día. El nivel de vida en Iraq empeora a diario, a pesar de los contratos de más de 20.000 dólares pagados a compañías para reconstruir Iraq y tragados por la corrupción del gobierno. Iraq es ahora el tercer país más corrupto del mundo. Según datos del gobierno, la cifra de paro se sitúa entre un 60% y un 70%. La desnutrición infantil ha aumentado de un 19% durante el llamado “periodo de sanciones económicas”, antes de la invasión, al 28% actual. Según Naciones Unidas, 8 millones de iraquíes necesitan ayuda de emergencia”.

Este lunes 17, de nuevo en La Prensa Libre, encontramos otra dolorosa noticia: “Cruz Roja denuncia grave situación de millones de iraquíes tras cinco años de guerra”. Dice el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que en Irak se está dando “una de las más graves situaciones humanitarias del mundo”, pues “millones de iraquíes carecen de acceso a agua potable y a atención sanitaria cinco años después del inicio de la guerra”. Aclaramos que en Irak nunca hubo una “guerra”, sino una descarada y sangrienta invasión y agresión al margen del derecho internacional. Por eso nos preguntamos: ¿Quién juzgará al terrorista y genocida Mr. Bush?…

A la ciudadana Dora Araya Rodríguez

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

____________________________________________________________

La diputada oficialista Ana Helena Chacón Echeverría, integrante de la fracción parlamentaria neoliberal seguidora de la línea que les dicta el dúo de los hermanos Arias Sánchez, se molestó mucho porque le enviamos, electrónicamente, a su correo oficial de la Asamblea Legislativa, los comentarios semanales que aparecen en esta columna; comentarios en los cuales hemos venido sosteniendo que ya no hay separación de poderes, que la Constitución Política espera por su restauración y que el régimen compró y cooptó diputados, magistrados y periodistas. Muy enojada nos mandó a decir lo siguiente:

“Les solicito respetuosamente sacarme de lista para no recibir esta clase de correos, por que no voy con la política que maneja el señor Albino Vargas, no me parece que obstaculice un TLC que el pueblo escogió, y ustedes todavía no lo han entendido, dejen trabajar al gobierno y dediquen su tiempo (pagado por nosotros) en hacer algo fructífero para el país, si es que quieren que salgamos adelante. Gracias”.

Le respondimos ampliamente y, entre varios aspectos, le indicamos que “Lamentablemente no podremos excluirla de nuestras listas, porque su correo es de carácter público al ser de la Asamblea Legislativa. Nuestros impuestos pagan ese correo y también su salario. Como diputada de la República, creemos que no puede usted negar que le llegue información desde las más variadas fuentes, medios y procedencias”. El texto completo de nuestra respuesta está en www.anep.or.cr

Adicionalmente (y pidiendo perdón por anticipado por pecar de vanidad), una ciudadana a quien no tenemos el honor de conocer, la señora Dora Araya Rodríguez, también le contestó a la diputada gobiernista Chacón Echeverría, así:

“He leído esta mañana la nota mediante la cual Usted solicita al representante de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados, que le suprima de su lista de correos. Así como la nota enviada por don Albino que originó su molestia. Me preocupa sobremanera ver lo desubicada que está usted en relación a sus deberes, derechos y atribuciones con respecto a la sociedad en que sirve.

Don Albino Vargas Barrantes es el Secretario General de una de las Organizaciones Laborales más antiguas del país. Su trabajo, señora, es atender la información calificada que le llega y desde ahí formular su posición legislativa. Nutrirse de distintos sectores, salir de su zona de confort y cumplir la obligación que tiene con Costa Rica y el bienestar de los costarricenses, de todos los costarricenses, no sólo de las clases más privilegiadas. ¿Cómo se le ocurre a Usted, entonces, dirigirse a un dirigente sindical que además representa dignos empleados de este país de esa manera? ¿Acallar la conciencia, quitar lo que molesta, hacer desaparecer al disidente? ¿Qué motivos pudieron originar su reacción?

No crea doña Ana Helena que todos los costarricenses somos igual de susceptibles a la manipulación de los medios de comunicación. Se sorprendería de los muchos que vemos en don Albino un dirigente merecedor de respeto a pesar de la lapidación que ha sufrido por años por parte de los sectores más corrompidos del país y que vemos en su intento de hacer las del avestruz, otra afrenta a nuestra democracia. La ruta de su evasión.

Por último, le adjunto uno de tantos artículos que han sido escritos en relación al fraude del referéndum. Este es de particular interés porque alcanzó difusión internacional al ser publicado en Le Monde Diplomatique. Que nunca se les olvide la otra historia de este referéndum, porque los perdedores numéricos de ese fraude trabajamos todos los días para recuperar nuestra amada Patria. Todos los días. Atentamente, Dora Araya Rodríguez.”

Doña Dora, sus palabras expresan un reconocimiento que le agradecemos, pública y profundamente. Nos alienta para seguir resistiendo, como lo hace usted y miles y miles de compatriotas, un día sí y otro también, el asalto que sufre la Patria por parte de la secta neoliberal anticristiana, apóstata de la Constitución. Usted sabe que somos más, en cantidad y en calidad, en ética y en valores, que la camarilla en el poder de la cual forma parte la diputada Chacón Echeverría; así como sabemos muy bien que no nos rendiremos.

La Constitución espera por su restauración

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

____________________________________________________________
La operación de guerra psicológica y de terrorismo ideológico a que ha sido sometida la población costarricense, no tiene precedente alguno en la historia nacional. La coalición neoliberal de gobierno, que encabeza el dúo Arias Sánchez, se ha desacreditado completamente, por embustera, mentirosa, inescrupulosa y manipuladora. Nos han engañado vilmente y de manera sistemática, al punto de que cualquier reacción popular en rebeldía a tanta mentira, está más que justificada; ya sea que esta reacción sea en pequeño o en grande; individual o colectiva, típica o atípica.

Su descaro y su cinismo político es de tal calibre que, sin sonrojarse en lo más mínimo, uno de sus magistrados_ “constitucionales”_, uno de los magistrados del régimen, de apellido Sosto, ahora dice que no podrá analizar el proyecto de ley de EL ROBO DEL ICE, porque adelantó criterio a favor del mismo, en la campaña del TLC. Este mismo juez fue el que le dio el voto de mayoría al régimen, en el caso de otro proyecto clave del TLC, el del patentamiento de las semillas de los agricultores, al darle visto bueno al atropellado trámite parlamentario que tuvo. No conocemos en la historia jurídica del país, tal desvergüenza.

Por otra parte, uno de los representantes comerciales del ya decadente pero genocida gobierno gringo del Presidente Bush, el señor Christopher Padilla, de reciente visita en el país, reconoció que fueron ticos quienes incluyeron las telecomunicaciones en el TLC. Sin duda alguna, los grandes oligarcas neoliberales y sus mayordomos del COMEX.

Poco a poco, la verdad se irá imponiendo. En fecha próxima, cuando en su hogar se vuelva escandalosamente caro el pago del recibo de la luz, piense en el TLC que nos impusieron. Ya lo anunció la ARESEP. Para su casa de habitación ya no habrá más subsidio en la tarifa de electricidad. Nosotros, los de la clase trabajadora, hemos estado pagando la luz un poco más bajo de su costo real, porque las grandes empresas pagaban un poco más para que en su casa no se pagara tanto por el recibo de luz. Eso se llamó subsidio cruzado. Esto se acabó. Al empresariado le bajarán la tarifa de luz y, a cambio, se subirá en nuestros hogares. Este cambio, en lo que hasta hoy habíamos como el modelo solidario del ICE, es producto del TLC.

La magnitud de las transformaciones institucionales que ya están ocurriendo en nuestro sistema republicano de vida, producto del TLC, empiezan a mostrarse sin restricciones. Esas transformaciones incluyen profundas violaciones a la máxima ley del país, la Carta Magna, la Constitución Política que ha estado vigente desde el 7 de noviembre de 1949. La división de poderes, tal y como nos fue enseñada en la escuela, en el colegio y en la universidad, se perdió. Los valores supremos incluidos en la Constitución, que se inspiran en el humanismo cristiano, han sido relegados, pisoteados y violentados.

La gran tarea histórica que ya se asoma es la restauración de, al menos, el equilibrio en el poder. Una minoría escandalosamente adinerada, completamente corrupta, carente totalmente de ética, compró y cooptó diputados, magistrados y periodistas para garantizarse el cambio de la Constitución sin asamblea constituyente; para al verdadero asalto del poder mediante mecanismos formales. En nuestra querida Patria ocurrió un golpe de Estado “a la tica” y se ha venido posicionando lo que don Oscar Arias llama “la dictadura en democracia”. Nos corresponde a quienes pertenecemos al segmento poblacional de los y de las de abajo, que somos más, restaurar el imperio de la Constitución. Amplios caminos para la lucha cívica, en resistencia pacífica, están abiertos. En acciones pequeñas o grandes; de manera individual o colectivamente; por medios típicos o atípicos, la Constitución está en espera de que restauremos su honor.

Al Soberano, en la calle, le corresponde restaurar la división de poderes

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

__________________________________________________________
Reconocen que dejaron sin tramitar 14 mociones del PAC, haciendo nula la votación de primer debate que esa perversa ley recibiera el 13 de febrero pasado, cuando 36 integrantes de la indicada padilla doblaron sus columnas de gelatina para decir sí a EL ROBO DEL ICE.

Es de tal carácter esa violación al procedimiento parlamentario que, pegando el grito al cielo, el periódico oficialista del régimen, indicó que una_ “impericia”_ puso en peligro la ansiada “conquista” de dejarse para los grupos privados nacionales y transnacionales, el gigantesco y rentable servicio público de telecomunicaciones y de energía que hasta hoy ha estado en manos del ICE.

La tal “impericia” (ausencia de pericia: sabiduría, práctica, experiencia, habilidad), nunca existió. Para nosotros se explica por el desarrollo de un absolutismo tiránico en el parlamento, con el desempeño de una_ “mayoría mecánica”_ apóstata de la Constitución y que abjuró del respeto a nuestra Carta Magna; pues la filosofía que impregna a la Constitución, el humanismo cristiano, hace difícil, jugando limpio, el asalto de la cosa pública para entregarla a la usurpación del lucro privado desmedido.

De fuentes confiables sabemos que en los centros de poder de Llorente, Zapote, Rohrmoser y Cuesta de Moras hubo gritos, maldiciones, malas palabras, jalonazos de pelo y mentadas de madre; luego de que descubrieron que el diputado Merino, en su cuestionamiento de constitucionalidad del trámite de esa ley, dejó en evidencia lo de las 14 mociones, más otras violaciones en todo el procedimiento de trámite de la ley para EL ROBO DEL ICE.

Lo que está ocurriendo es de enorme profundidad. Hablamos de un incidente más en la ya larga cadena de violaciones a la Constitución, generadas desde el mismo momento en que la Sala IV, en un lapso de 18 meses, cambió de criterio; negando la reelección presidencial primero y luego posibilitándola, mediando en ese lapso una enorme campaña mediática gestada desde las trincheras oligárquicas de esa prensa que juega a ser la de “la nación”.

Ni qué decir de los casos Riteve y Alterra, que recibieron bendición constitucional pese a que en buena teoría, justa y equilibrada, no lo merecían. O la concesión de los muelles en Caldera, algo aberrante en cuanto a pisoteo de la Carta Magna. ¿Y el comportamiento de la magistratura electoral en el_ “frauderéndum”_? Verdadera apostasía de la división de poderes que supone nuestra Constitución.

Tenemos que aceptarlo: la ideología de esa prensa que juega a ser la de “la nación”, cooptó magistrados en la Sala IV, diputados, magistrados electorales, periodistas otrora de servicio público, etc.; en una ofensiva estratégica de alto diseño político para asaltar la Constitución, convertirla en letra muerta y, por fin, hacer privado el más rentable patrimonio público representado en instituciones como el ICE y el INS.

Quienes estamos con la Constitución y que somos más, debemos responder a ese asalto con la más amplia movilización. Nos corresponde salir en su defensa pues ella viene siendo violentada y violada desde el mismo y supuesto sagrado recinto que se supone debe resguardársele. La subversión del orden constitucional siempre ha salido del lado de ellos, como lo demuestra el caso de las 14 mociones y la otra serie de violaciones al procedimiento parlamentario para convertir en ley EL ROBO DEL ICE.

El equilibrio de poderes está roto. Sólo hay una posibilidad de restablecerlo y eso le toca al Soberano, al pueblo todo, por medio de la movilización ciudadana activa, extendida y profunda. La Constitución está indefensa y clama porque salgamos a defenderla.

El robo del ICE y los 7 Magistrados de la Sala IV

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

___________________________________________________________
Si bien es cierto que hay ya elementos de sobra para afirmar que “la dictadura en democracia” (como define el Presidente Arias a su régimen), está en pleno desarrollo; falta el acto final para proclamar la muerte política de la división de poderes y de la propia Constitución.

Se daría así la instauración plena del autoritarismo oligárquico neoliberal y su visión de desarrollo excluyente, concentrador de riqueza y corruptor de valores; enemigo de la ecología y de toda forma de organización ciudadana autónoma.

Esa última señal de que, efectivamente, se instauró_ “la dictadura en democracia”_, es el fallo que darán los siete magistrados de la Sala Cuarta, con relación a la consulta sobre la votación legislativa del proyecto “Ley General de Telecomunicaciones”; proyecto idéntico (o peor) al del combo y que no es más ni menos que EL ROBO DEL ICE para su entrega a las trasnacionales.

El pasado miércoles 13, el proyecto de ley para EL ROBO DEL ICE recibió primer debate, logrando 36 de los 38-39 votos de la cuadrilla política sirviente de los intereses de esa oligarquía. La Constitución todavía vigente (aunque sumamente maltrecha por las violaciones recibidas desde que le permitieron a Oscar Arias la posibilidad de reelegirse), dice que se ocupan 38 votos para quitarle al ICE su monopolio sobre las telecomunicaciones como servicio público, a fin de que se convierta en negocio privado.

Sin embargo, el gendarme político del régimen en el parlamento, el presidente legislativo Pacheco, había indicado (para que lo escucharan bien en la Sala IV y con bastante antelación a la votación del 13 de febrero), que solamente eran necesarios 29 votos para EL ROBO DEL ICE, luego de que se frustrara el voto de la renegada libertaria dados los millonarios intereses económicas de ella que se juegan con este proyecto. Pese a ello, los 7 magistrados de la Sala IV, al parecer, tendrían la “última” palabra en tal sentido: ¿29 ó 38 votos para EL ROBO DEL ICE?

No hay mucho que esperar, aunque quisiéramos equivocarnos. El régimen “dictadura en democracia”, está en desarrollo. Pruebas sobran. La magistratura electoral se le entregó completamente y el proceso del “frauderéndum” lo certificó para la historia. La mayoría de la magistratura constitucional, también está coordinada desde Zapote. El parlamento, por medio de la más insospechada compra de conciencias y tráfico de influencias, legitimó los asaltos diarios a la constitución en materia de debate legislativo, para la aprobación de las leyes del TLC que ocupa el régimen.

Éste logró, además, una coalición mediática seguidora de la línea emitida desde las páginas de su diario oficial, con ropaje de prensa de “la nación” y que “al día” se dedica a la manipulación, empleando el periodismo asalariado desclasado (con sus ramificaciones televisivas y radiales), para atacar toda voz disonante que le arriesgue las posibilidades de negocios de sus amos privados.

Como indicamos, falta esa última señal para decretar la muerte de la institucionalidad republicana de la división de poderes, característica esencial de las democracias reales. 7 magistrados tienen una responsabilidad crítica, en momentos en que la Constitución está con respirador artificial. Con ocasión del combo ICE, en el 2000, cuando intentaron EL ROBO DEL ICE en ese año, quedó claro que la ruptura del monopolio de telecomunicaciones requiere, minímamente, 38 votos. Lo dijo ese mismo tribunal que ahora, otra vez, tiene en conocimiento el mismo proyecto del 2000, sólo que hoy con 36 votos legislativos.

Si la Sala IV cambia de opinión, la legitimación definitiva de todas las formas de lucha posibles para la resistencia democrática, estará a la orden del día. No podemos quedarnos de brazos cruzados viendo la muerte de la Constitución, de manera tan impune. En el marco de los amplios cauces de la resistencia pacífica se hará lo que corresponde hacer. Ya hay llamados a la movilización ciudadana que debemos apoyar con todo ardor y el Referéndum de la Calle se agiganta en legitimidad. ¡Vamos de nuevo!

Los exportadores ticos, el TLC y la economía estadounidense

La Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO), está convocando al seminario “La recesión económica de nuestro principal socio comercial: EEUU”; con la finalidad de analizar los efectos en Costa Rica de la explosión de la “burbuja inmobiliaria” y sus implicaciones en el crédito para la producción, tasas de interés, inversión extranjera, exportaciones, consumo, etc. Realmente están alarmados.

La pequeña Costa Rica fue obligada a “asociarse” por medio del TLC, con el país más endeudado del planeta. La deuda externa estadounidense suma ya casi 9 billones de dólares, lo que equivale al 72 % de su Producto Interno Bruto (PIB), que es de 11,7 billones. Ni usted ni este servidor, tenemos idea de la magnitud de semejante cantidad de dinero. De esos 9 billones, más de 2 billones se lo debe el gobierno gringo a China y a Japón.

Por otra parte, es todavía más gigantesca la deuda interna estadounidense. En el año 2001, era de 31,12 billones de dólares. Desde entonces, se incrementa a un ritmo de aproximadamente 5 dólares por cada dólar en que crece su PIB; o sea, que la deuda interna (hipotecas, tarjetas de crédito, prendas por productos industriales, leasing, etc.), es estimada en la actualidad en 38,6 billones de dólares. Es decir, más de tres veces del monto de su PIB.

La economía más endeudada del mundo, tiene otros síntomas de enfermedad terminal, a juicio de muchos. Por ejemplo, su déficit comercial es tan grande que necesita ser compensado por el ingreso, cada 24 horas, sí, cada día, de 2 mil millones de dólares. Solamente así se mantiene a flote pero cada vez más cercana del borde del precipicio. Este es uno de los factores que tiene hoy a millones de familias estadounidenses perdiendo sus casas hipotecadas, lo que han dado en llamar la “burbuja inmobiliaria”.

Para sostener su estructura económica, el sistema productivo estadounidense depende, directa o indirectamente, en un 60 % de la enorme variedad de productos asociados con la guerra, la defensa y la seguridad. Es por eso que se habla del gigantesco poderío que tiene lo que se conoce como el complejo militar-industrial; el que promueve las invasiones y las guerras contra los pueblos indefensos, por ejemplo, en busca de petróleo barato. Al estar tan endeudados y como ellos son los que consumen el 25 % del combustible del planeta, controlar las fuentes del_ “oro negro”_ se vuelve un asunto de su “seguridad nacional”.

Este es el caso de la agresión militar contra el pueblo de Irak. Uno de los hombres más poderosos de Estados Unidos, quien estuvo durante muchos años al frente del Banco Central gringo (o Reserva Federal como le llaman allá), el señor Allan Greenspan, dijo lo siguiente en su más reciente libro: “Me entristece que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todo el mundo sabe: que la guerra de Irak fue básicamente por el petróleo”. ¿Quién hará verdadera justicia para el casi millón de iraquíes asesinados por esa invasión, en especial para los miles de niños y de niñas que han perdido sus tiernas vidas?…

¿Haría usted un negocio, de por vida, con una empresa o con una persona sumamente endeudada, si previamente pudo usted conocer su verdadera situación económica? Ahora que nos han obligado a asociarnos, para siempre, con la economía estadounidense, ¿qué le pasará a la nuestra?…. Tienen razón en CADEXCO de estar asustados.

Somos más: Por eso manipulan, mienten y corrompen

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

___________________________________________________________

El reciente anuncio gobiernista de que “pedirán” una “prórroga” del plazo para la entrada en vigencia del TLC, demostró cuánta perfidia anida en el grupo económico antipatriota que controla los resortes de la institucionalidad republicana. La fecha “catastrófica” del 29 de febrero, siempre fue algo totalmente falso. Mentir, manipular y corromper es su estrategia.

Así fue como “ganaron” el referéndum sobre el TLC: mintiendo, manipulando y corrompiendo. Mintiendo, arreglando encuestas; manipulando, terrorismo psicológico con el memorandum Casas-Sánchez; corrompiendo, comprando votos y utilizando recursos públicos de manera descarada.

Mintiendo, manipulando y corrompiendo, es como están pretendido engañar a la ciudadanía de que la agenda de implementación del TLC se votó, también, el 7 de octubre, sabiendo que eso es completamente falso. Nunca hubo mandato de las mayorías para esta agenda.

Luego siguieron mintiendo, manipulando y corrompiendo; de que el “plazo fatal” para tal agenda era el 29 de febrero, para lo cual han atropellado el procedimiento legislativo de la forma más morbosa y totalitaria desde que la Constitución Política de 1949 está vigente. Mintiendo, manipulando y corrompiendo han intentando ir más allá del mismísimo nivel de entrega de la Patria estipulado en ese TLC. ¿Por qué lo hacen?

Saben que somos muchos más que ellos, en cantidad y en calidad. Saben que el pueblo solidario, la gente honesta, la ciudadanía patriota, es mucho más grande que la reducida alianza de los grandes ricachones deshumanizados que están detrás de la peonada política parlamentaria del G-39. Sí, G-39, luego de que la farándula y la pasarela se les unieron.

Saben que la profunda sabiduría popular tiene conciencia de que se están enriqueciendo desenfrenadamente, sin pudor alguno; y, por tanto, en cualquier momento el ajuste de cuentas cívico llegará de manera definitiva.

Por ejemplo, dada la cercanía del “asalto” final al ICE, de su entrega total al capital transnacional, están aterrorizados de solo pensar en la posibilidad de movilizaciones cívicas potentes como las del año pasado. Tienen horror de los poderes ciudadanos expresados en la calle. Saben que su condición de minoría, como grupo de poder económico, únicamente les da posibilidades de mentir, manipular y corromper, como únicos mecanismos de “control” de la población.

Hasta el último instante de nuestra existencia, seguiremos convencidos de que la democracia de la calle tiene una legitimidad incuestionable. La democracia de la calle ha traído verdadera democracia a muchos pueblos. La democracia de la calle ha botado presidentes en nuestra América Latina, cuando éstos traicionaron la voluntad popular.

En la actual coyuntura nacional, cuando el histórico ICE y el no menos histórico INS son entregados, más bien, ¡regalados!, a la voracidad del capital transnacional y sus socios criollos, renovamos nuestra fe en el poder de la calle y en la Democracia de la Calle, así en mayúscula. Este es el desafío para estos históricos momentos. Mentir, manipular y corromper es el estilo de ellos. Pero nosotros somos más. Ojalá, nuevamente, podamos demostrarlo en los próximos días. No hay más tiempo.

La vida humana tendrá “marca registrada”

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

__________________________________________________________

Estamos hablando del Tratado de Budapest, que “constituye una de las agresiones a la ética y la moral más monstruosas y aberrantes que la sociedad comercial corporativa multinacional le haya impuesto a la población mundial. El Tratado de Libre Comercio… sirvió para abrirnos los ojos en relación con los alcances a los que se ha llegado en la mercantilización de toda materia y sujeto existentes, incluyendo el ser humano”. Así lo definió un prestigioso grupo de costarricenses, dado que el Tratado de Budapest le da legitimación a la experimentación científica con la creación de la vida humana. En un artículo anterior nuestro sobre este tema, planteamos que Dios ahora tiene “competencia” en cuanto a la creación humana.

No nos equivocamos. Nos fue suministrado una copia del anuncio de que “científicos fabrican el primer genoma sintético de la historia”, según lo divulgó el diario decano de la práctica de la infamia como quehacer periodístico. Así que, de ahora en adelante, la vida tendrá “marca registrada”, dado que se ha quedado “a solo un paso de crear vida sintética”.

La euforia y el despliegue que se hace de tal noticia, es indicación clara de que se ha abierto una gran “oportunidad de negocios” con la experimentación de este tipo de ciencia en cuanto a la creación humana. Así se dice sin ambages: se está en la segunda de tres etapas hacia la creación de un organismo vivo enteramente artificial.

Desde una perspectiva del humanismo cristiano, no creemos que sea una “proeza”, una gran “hazaña”, quedar a tan solo un paso de “la creación de un organismo vivo enteramente artificial”. Recientemente, y al respecto de esta situación, las organizaciones sindicales ANEP, ASDEICE y UNDECA, formularon un respetuoso pero vehemente planteamiento a los señores obispos costarricenses integrantes de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.

Al día de hoy, ni siquiera un acuse de recibo se ha tenido de esa carta enviada a nuestras máximas autoridades eclesiásticas. Sabemos que la Iglesia Católica tiene una enorme preocupación por el tema del Tratado de Budapest. Igualmente, conocemos que otras denominaciones religiosas cristianas están igual de alarmadas.

Pareciera que es hora de actuar y llamar, con vehemencia, a las correspondientes feligresías para que tomen parte activa en la definición final de esta grave situación; es decir, en cuanto al rumbo de esta transformación profunda acerca de la concepción de la vida humana y su relación con la experimentación científica.

¿En verdad, hay alguna persona honesta que crea, realmente, que en el referéndum se votó por patentar la vida humana, es decir, porque la vida humana tenga “marca registrada”? Sólo la pérfida manipulación mediática de los últimos meses puede tragarse el cuento de que el Tratado de Budapest, el proyecto más aberrante de la “agenda de implementación”, también se votó con el TLC.

Tenemos muchas dudas de que los 35 apóstatas que le dieron el voto parlamentario al Tratado de Budapest, tengan un mínimo respeto por las fuertes convicciones religiosas que anidan en el pueblo costarricense, en este sensible aspecto de la creación de la vida humana. Igualmente, pensamos que en los máximos orientadores políticos de la jerarquía del actual Gobierno, en materia de “libre” comercio, tampoco existe ese respeto. En este caso, particularmente, emplazamos al máximo jefe del COMEX, el colega sindicalista empresarial Marco Vinicio Ruiz Gutiérrez; quien, por cierto, se nos escondió, tuvo miedo, se acobardó y quedó en ridículo con relación al plazo “fatal” para aprobar la “agenda de implementación” del TLC.

Don Marco Vinicio, el manipulador

Gracias a las convicciones democráticas del Diario Extra, en el campo del respeto a la Libre Expresión, ANEP publica, semanalmente, en días miércoles, esta columna.

__________________________________________________________

Las agrupaciones defensoras de los derechos laborales de los trabajadores, son los sindicatos. Las agrupaciones defensoras de los derechos patronales de los empresarios, son sindicatos también, nada más que con el nombre de “cámaras”. Ambos tipos de agrupaciones nacen, funcionan y se protegen con la misma norma constitucional indicada.

Una discusión entre un dirigente laboral y un dirigente empresarial, a final de cuentas, es una discusión entre líderes sindicalistas aunque ubicados en aceras opuestas… pero sindicalistas al fin.

Es en tal condición que procedo a hacer referencia a un artículo de mi colega sindicalista (pero del lado empresarial), don Marco Vinicio Ruiz quien, aunque hoy esté en el gobierno (al frente del COMEX), en realidad tan sólo representa los intereses del grupo de los sindicatos patronales (cámaras), del cual él ha sido dirigente por años.

Mi colega líder sindical, el empresario Ruiz (hoy con licencia patronal para trabajar en el gobierno, a favor de los intereses de sus congéneres; intereses que no son los del país, por supuesto); me trató de “mentiroso”, en su comentario que Diario Extra le publicó, el pasado 15 de enero; pues yo afirmé, categóricamente, que nunca hubo plazo para la aprobación de la agenda de implementación del TLC (artículo nuestro, publicado en este mismo espacio, el día 9 anterior).

Para acusarme de “mentiroso”, el Ministro Ruiz se refiere al artículo 22.5 del TLC, pero solamente hace mención a la parte que a él le conviene. Lo que ocultó es que en ese mismo artículo, pero en su parte 2, se dice que “…este tratado entrará en vigor para cualquier otro signatario 90 días después de la fecha en que el signatario notifique por escrito al Depositario que ha completado sus procedimientos jurídicos aplicables”.

Veamos, entonces. Para desventura popular, el TLC ya es ley de la República (aunque por vía “frauduréndum”); y, en consecuencia (según el mismo artículo que usa el Sr. Ruiz al tildarnos de “mentirosos”), sólo hace falta que el “signatario” (es decir, Costa Rica), notifique por escrito al “Depositario” (es decir, la OEA) que el país “ha completado sus procedimiento jurídicos aplicables” (es decir, el “frauduréndum” que convirtió al TLC en ley). Nada más. Así no nos quedamos “por fuera”, pues en 90 días luego de esa notificación, el tratado entrará a regir.

Por tanto, lo del plazo de dos años contados a partir de que Estados Unidos y otro “signatario” (El Salvador), ratificaron el TLC (1 de marzo de 2006), es algo circunstancial para el resto de los países. Fíjense ustedes que el punto 2 de ese artículo 22.5 empieza diciendo “De ahí en adelante, …” para luego agregar “este tratado entrará en vigor para cualquier otro signatario 90 días después de la fecha en que el signatario notifique por escrito al Depositario que ha completado sus procedimientos jurídicos aplicables”. Así queda al desnudo la maniobra manipuladora del colega, basándonos en tan sólo un argumento derivado de este artículo.

Por tanto, la agenda de implementación es otro proceso, radicalmente distinto, al del TLC de don Marco Vinicio y su gente. El “mandato popular” del que habla el precitado líder sindicalista empresarial, es falso. Fue el mismísimo tribunal electoral que le merece toda confianza a él y a su grupo de intereses, el que sentenció que el “mandato popular” del domingo 7 de octubre fue sobre el TLC, nunca fue por la agenda de implementación. Esta ha sido una de las más monstruosas manipulaciones político-mediáticas de los últimos tiempos. ¡No manipule!, colega. Usted dice cuándo nos vemos para hablar ante la ciudadanía de esto. No se esconda.