¿FRAUDE ELECTORAL EN 1998?

Mencionaron el concepto de FRAUDE ELECTORAL EXTERNO porque el proceso en las juntas electorales y en el propio TSE fue transparente; pero señalaron lo que a su juicio fue una intromisión perniciosa de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, al prohibir que se llevara a cabo un debate entre el entonces candidato presidencial Corrales Bolaños y su principal competidor, Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, violando con esto la independencia del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Asimismo, el día de las elecciones de 1998, una empresa encuestadora le daba el triunfo a Rodríguez y Canal 7 manifestó, a eso de las tres de la tarde, que el triunfo era de Rodríguez.

De la entrevista al Expresidente del Tribunal Supremo de Elecciones se concluye que tanto la Sala Constitucional, como Canal 7 y la empresa encuestadora habrían violado todas las normas electorales provocando lo que denomina Villegas un FRAUDE ELECTORAL EXTERNO sumamente grave.

En el caso de la Sala Constitucional, es esta la segunda vez que está en la picota de la opinión pública, por introducirse en la cuestión electoral nacional. Recordamos que también ha sido ampliamente cuestionada por el fallo que brindó a favor de la reelección presidencial, lo cual condujo a favorecer la llegada a la presidencia del actual mandatario Oscar Arias Sánchez.

Desde nuestra perspectiva y como organizaciones laborales integradas por ciudadanos y ciudadanas en pleno ejercicio de sus facultades cívicas, tenemos que señalar que la Sala Constitucional ha venido jugando un rol muy peligroso para la estabilidad democrática del país y poniendo en grave riesgo la institucionalidad republicana que se basa en la independencia de poderes; emitiendo resoluciones como las aquí mencionadas, así como otras atinentes a los principios constitucionales de la Negociación Colectiva y sobre el monopolio de la *FANA*L, dando a entender que es ese tribunal la instancia que gobierna este país.

Agreguemos a ello que en otro tipo de fallos no menos controversiales, dicho tribunal da soporte constitucional a escandalosos negocios con servicios públicos, apuntalando la acumulación de fortunas en pocas manos, como los casos de la RITEVE, ALTERRA e INCOP, donde la concepción de bien común, inherente a los postulados doctrinales de nuestra Constitución Política, fueron mancillados dando grado de legitimación a nivel de carta magna, a la generación del lucro privado desde la esfera pública.

Ante esas manifestaciones dadas a conocer en esos amplios reportajes de Noticias de Radio América y de La Prensa Libre, por la gravedad de las informaciones brindadas, solicitamos a los señores magistrados y a las señoras y magistrados que integraban la Sala Constitucional en ese entonces, a la empresa encuestadora y al medio de comunicación mencionando, brindar una respuesta concreta y puntual al país.

Además, sería inaudito que la actual Asamblea Legislativa ignorase la gravedad de semejantes denuncias y debe proceder, de inmediato, a instaurar una comisión investigadora y auscultadora de eso que las voces autorizadas están denunciando como fraude electoral externo en los comicios de 1998. Sería nefasto para lo que parece ser un proceso indetenible de desprestigio de nuestra institucionalidad republicana, que el hasta ahora conocido como “Primer Poder de la República” que quedase viendo para el ciprés, como ocurrió, en el período constitucional anterior, cuando lo nulificaron al decretarse judicialmente la reelección presidencial

San José, 28 de junio de 2006

Albino Vargas Barrantes
Secretario General
Asociación Nacional
de Empleados Públicos y Privados
ANEP

Fabio Chaves Castro
Presidente
Asociación Sindical de Empleados del
Instituto Costarricense de Electricidad
ASDEICE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>