La derecha neoliberal y la izquierda extremista unidas en cruzada contra la ANEP

Hace pocos días recibíamos un severo ataque del máximo representante de la derecha neoliberal en el país, el Grupo Nación, por medio de su periódico La Nación; sendos y violentos editoriales le dedicaron al Secretario General de la ANEP y Presidente de la Central Social Juanito Mora Porras, Albino Vargas Barrantes, por el simple hecho de haber dicho que iban a notificar de Tributación Directa a Don Johnny Araya Monge, candidato presidencial del PLN. Pero eso no es ninguna sorpresa, pues entendemos que ese grupo de poder siempre ha sido enemigo de la clase trabajadora y por supuesto de las organizaciones sindicales, en especial de la ANEP.

Hoy vemos con sorpresa, indignación y frustración, que la ANEP y Albino Vargas Barrantes son nuevamente atacados, pero ya no desde esa derecha neoliberal, sino desde el propio movimiento sindical, esta vez desde la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), la cual publica un campo pagado en el Diario Extra que lleva el falso título de “La APSE se compromete con la unidad sindical y exige respeto a su vocería” ¡Albino Vargas no nos representa!.

Demuestra esta publicación que nuestro temor se hizo realidad, grupos de ultraizquierda han tomado la APSE, que recientemente se ha convertido en “sindicato industrial”; y desde ahí están utilizando los recursos y a las bases honestas de esa organización para convertirse en bastión de partidos políticos de izquierda radical, que en principio trataron de adueñarse de la ANEP, pero que fueron decididamente rechazados por las bases anepistas, que le han dado y le siguen dando su apoyo al compañero Albino Vargas.

En ningún momento la ANEP, y su secretario general han tratado de convertirse en voceros del movimiento sindical, se es muy respetuoso de los espacios de cada una de las organizaciones sindicales, y eso ha quedado claro cuando en movimientos y acciones que desde el magisterio se han dado, la ANEP nunca ha intervenido, pues entendemos las luchas reivindicativas propias de ese sector, y hemos compartido en el pasado muchas luchas con ANDE, el SEC y el mismo APSE.

Otra cosa son el posicionamiento de las ideas y las propuestas país, que a lo largo de muchos años (y no desde hace un año para atrás) ha venido posicionando la ANEP, en el trabajo y desarrollo de un planteamiento en busca de una sociedad costarricense, inclusiva, solidaria, de justicia social y laboral. Lamentamos mucho la falta de esa capacidad en otras organizaciones sindicales, la envidia, el odio o estupor que esta situación pueda crear. La ANEP se ha ganado un respeto popular y de diferentes sectores de opinión pública que han visto en esta organización un referente nacional en la figura de Albino Vargas Barrantes.

Líneas atrás manifestamos que es falso el titular del campo pagado de APSE, pues jamás una publicación de este tipo puede ser un compromiso con la unidad sindical, más parece un llamado a la división y a la exclusión del movimiento sindical, un llamado a tomar bandera contra una organización que como el caso de la ANEP, siempre ha sido solidaria y luchadora en defensa de los intereses laborales de los trabajadores y las trabajadoras costarricenses. Este planteamiento no puede venir de un movimiento sindical que tiene como objetivo la búsqueda del bien común, de la justicia social y del mejoramiento de una sociedad costarricense que cree en la democracia y el diálogo social.

Los temas que la ANEP, ha venido planteando como por ejemplo la Reforma Tributaria con sentido social, reforma de tipo progresivo y no regresiva como la que ha planteado el Gobierno; o el desenganche de los salarios del sector médico de los salarios de los trabajadores de más bajos ingresos de la administración pública, tal es el caso, de las cocineras y trabajadoras de los CEN-CINAI, los policías, los oficinistas, entre otros, son propuestas y planteamientos a los que no renunciaremos, y no cederemos como organización sindical que somos. Estos en nada afectan el corporativismo de otros gremios, y son parte de nuestra lucha para defender a los que menos tienen.

No es cierto que la actual dirigencia de la APSE, haya puesto la gente en la calle el pasado 25 de febrero, de hecho su representación fue de las más pobres; este movimiento lo tuvo sobre sus espaldas la ANDE, el FIT-ICE, y nosotros la ANEP.

Esta publicación y su contenido no salen de verdaderos dirigentes sindicales, salen de personas con ideologías de ultraizquierda, que ya han sido superadas, y que representan más que un sindicato, a partidos políticos de esa orientación.

Por último hacemos un verdadero llamado de unidad sindical desde la Central Social Juanito Mora Porras, y la ANEP, a las Centrales Sindicales y a los sindicatos independientes de partidos políticos y de ideologías radicales para que no permitamos la infiltración y la degeneración del sindicalismo costarricense que busca el bien comun común y que cree en el dialogo social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>