Planteamiento de nuevo decreto para interinos

Honorable señora
Licda. Laura Chinchilla Miranda
Presidenta de la República

Honorable señor
Lic. Carlos Ricardo Benavides Gutiérrez
Ministro de la Presidencia

CASA PRESIDENCIAL
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

Estimada señora Presidenta y estimado señor Ministro de la Presidencia:

Les saludamos de la manera más atenta y respetuosa para, de seguido, dejar planteada solicitud formal por esta vía, con miras a la eventual emisión de un segundo decreto ejecutivo que permita a varios cientos de personas trabajadoras asalariadas de la Administración Pública cubiertas por el Régimen de Servicio Civil, lograr la ansiada estabilidad en el empleo a partir de su actual condición de interinazgos y previa comprobación de que reúnen los requisitos que se podrían definir en esta reglamentación ejecutiva.

En anterior ocasión y siempre mediando la voluntad política de la presente administración gubernativa, un importante número de costarricenses, servidores públicos y servidoras públicas bajo prolongados interinazgos, obtuvieron justicia laboral mediante ese primer decreto ejecutivo sin que hubiese menoscabo alguno para la institucionalidad constitucional y legal en la materia. Sin embargo, al ser tantas y tantas personas trabajadoras asalariadas interinas, se hace necesario una segunda oportunidad abriendo de nuevo tal posibilidad y siempre dentro del marco jurídico de rigor.

Para empezar a tramitar esta petición, respetuosamente sugerimos escuchar la opinión del Lic. José Joaquín Arguedas Herrera, Director General de Servicio Civil, pues pensamos que su experimentado criterio profesional y técnico en la materia es vital para viabilizar la emisión de este segundo decreto ejecutivo para personas interinas bajo el indicado régimen de empleo público. En su poder está toda la información técnica necesaria, no solamente producto de la primera experiencia al respecto, sino para abrir esta nueva oportunidad

Aparte de la cuestión imprescindible de lo jurídico, pensamos que continúan siendo totalmente válidas las justificaciones de orden ético y de inobjetable justicia social que dan base para indicar sobre la necesidad de una nueva voluntad política en tal sentido; considerando no solamente el derecho constitucional al empleo, sino que no puede darse el lujo la Administración Pública involucrada de continuar invirtiendo en recursos humanos que, de un pronto a otro, salen de sus respectivos puestos de trabajo producto de situaciones de interinidad en los mismos que, en no pocos casos, llegan a la más grande irracionalidad.

Particularmente es preocupante la situación que se manifiesta en diversas entidades de los sectores institucionales afectados por esta situación, en los cuales ese personal interino tiene que desenvolverse en condiciones de mucha adversidad, pues las poblaciones destinatarias de sus servicios y de sus gestiones, representan diversas vulnerabilidades y riesgos de exclusión; perdiéndose, producto de tal interinidad, la experiencia, la sensibilidad y el manejo que vienen desarrollando y que pueden posibilitar altos niveles de éxito de la política pública, en general, y gubernativa, en particular, cuando se trata de asuntos que buscan la integración sociales a través de esas entidades.

Nos atrevemos a sugerir, siempre en el marco del debido respeto, que en fecha lo más rápidamente posible se diese una reunión de la que participe el Ministerio de la Presidencia, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), la Dirección General de Servicio Civil, una comisión del personal estatal involucrado y nuestra representada; reunión en la cual se retomarían los principales resultados del decreto ejecutivo anterior y las eventualidades reglas a incluir en un segundo decreto.

Valga indicarles, finalmente, que la sola formulación de esta segunda posibilidad ha generado un elevadísimo número de expectativas y de esperanzas; ya no solamente en quienes potencialmente podrían verse beneficiados con tal posibilidad y con el cumplimiento de las reglas que la misma estableciera; sino que muchas autoridades jerárquicas institucionales ven con buenos ojos tal posibilidad, precisamente porque el diverso personal interino bajo sus correspondientes mandos, garantizan una continuidad de servicio y una excelencia del mismo a partir de esta continuidad de empleo y generación de experiencia que pese a la interinidad, está demostrando ser beneficiosa para la gestión pública concerniente.

Quedando en espera de una pronta respuesta a la presente, aprovechamos para reiterarles nuestro mayor respeto y consideración,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>