Posición oficial de Patria Justa ante la intentona patronal del ICE de impulsar despido antisindical

Honorables señores
Luis Guillermo Solís Rivera, Presidente de la República
Sergio Alfaro Salas, Ministro de la Presidencia
CASA PRESIDENCIAL

Asunto: Despidos antisindicales en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)

Estimados señores:

Antes que todo, reciban vuestras dignas autoridades el más sincero y respetuoso saludo de nuestra parte.

Luego de varios días de valoraciones del más diverso orden, de una consulta de gran amplitud, seriedad y responsabilidad, la cual ha contado con la serenidad necesaria para hacer un planteamiento oficial de parte de este agrupamiento sociopolítico de carácter sindical; y después de dos intentos fallidos de arreglo conciliatorio mediando la instancia legal diseñada por nuestro sistema jurídico para estos efectos, acudimos al despacho del señor Presidente de la República y de su Ministro de la Presidencia, exponiendo lo siguiente:

Hemos llegado a la conclusión de que estamos de cara a la acción de carácter antisindical más seria, más peligrosa, más irracional y más inadmisible en todo lo que va de la presente administración gubernativa Solís Rivera y, quizás, de todo el período cuatrienal ejecutivo 2014-2018; si es que en el camino por recorrer al 8 de mayo de este año 2018, los acontecimientos de la polarización in crescendo y de la confrontación social en desarrollo no la superan.

Hablamos de la intentona patronal ejecutada por el señor Presidente Ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el señor Carlos Manuel Obregón Quesada, para despedir sin responsabilidad patronal al distinguido compañero Fabio Chaves Castro, actual Presidente de la Junta Directiva del sindicato ASDEICE (el de mayor membrecía dentro del ICE), además de Coordinador General del Frente Interno de Trabajadores y de Trabajadoras del Instituto Costarricense de Electricidad (FIT-ICE), y Coordinador General Adjunto de este Colectivo Sindical PATRIA JUSTA.

Realmente resultan grotescas las maniobras político-jerárquicas del señor Obregón Quesada y su equipo para encubrir este acto antisindical nunca visto, ni siquiera en los últimos gobiernos del neoliberalismo “PLUSC”; tratando de presentarlo como una acción de orden ordinario y común ante un supuesto “abandono de trabajo”, invocando ridículamente la normativa del caso del Código de Trabajo, obviando a cielo abierto la normativa sociolaboral nacional e internacional vigente.

Consta al país, consta a la ciudadanía, consta a la clase trabajadora y sus organizaciones, consta a la clase política y al mismo sistema político, la naturaleza del rol social y cívico que durante muchos años ha jugado el compañero Fabio Chaves Castro; conduciendo todo tipo de procesos y movimientos en defensa de lo mejor de la institucionalidad que nos fuera heredada por la generación fundadora de la Segunda República, como lo es el ICE (e, incluso, patrimonio social que nos fuera dejado antes de la misma).

Y consta a todos y a todas que jamás se le ha atribuido al compañero Fabio Chaves Castro, en tantos años de lucha social y sindical totalmente transparente y patriótica, un solo acto de corrupción, de favorecimiento personal con fondos públicos de cualquier naturaleza, especialmente con los que están a cargo del ICE y todo lo que esta entidad representa dentro del conjunto de la institucionalidad republicana defendida en estos estos años de combate al neoliberalismo depredador, que miles y miles de costarricenses, como don Fabio Chaves Castro, hemos estado ejerciendo.

Es inaudito que el propio Presidente de la Republica, cuyo caminar cívico por las calles en defensa del ICE, hizo parte del mismo recorrido que el efectuado por don Fabio y sus miles de representados, alzando ambos la bandera iceísta, esté al tanto de esta tropelía del máximo jerarca político del ICE y, tácitamente, la esté avalando; pese a que en un principio las señales que se tenían indicaban que estaba contrariando a su subordinado y subalterno político, el señor Obregón Quesada.

El desarrollo institucional del ICE antes de la llegada de la tramposa apertura y ahora en el marco de ésta, ha estado aparejado con el respeto pleno a la organización sindical de todo su personal; y con la aceptación jurídica de las reglas internas para el desarrollo de las actividades de sus correspondientes organizaciones obreras y, por supuesto, el accionar cotidiano de sus dirigentes. La normativa institucional de relaciones laborales así lo contempla. Todo ello con el fuerte contenido político-social del pleno respeto a los Derechos Humanos universalmente reconocidos en todos los tratados habidos en la materia, firmados y ratificados todos ellos por nuestro país. Los mismos contemplan la Libertad Sindical como un Derecho Humano fundamental, universalmente reconocido.

Ahora bien, en el marco de la situación que nos ocupa, la intentona patronal del ICE para ocultar que estamos de cara a un acto de naturaleza antisindical y en contra de los Derechos Humanos está fracasando estrepitosamente.

Varias razones tenemos para sostener tal criterio como lo demuestra el desprecio del señor Presidente Ejecutivo del ICE por la institucionalidad republicana que nuestro Estado de Derecho establece en este tipo de situaciones, como lo son los dos esfuerzos fallidos previstos para una conciliación de ley en el seno del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS); comportándose el señor Obregón Quesada como un típico jerarca patronal-empresarial del sector privado abusador de los derechos de su personal asalariado.

Evidentemente la naturaleza política de la decisión tomada para forzar el despido antisindical del compañero Fabio Chaves Castro, por encima de los razonamientos lógicos que aconsejaban una conciliación respetuosa y con plena dignidad para las partes que hubiese sido de gran provecho para la paz institucional; muestra una intencionalidad diseñada al más alto nivel para tratar de reducir a su mínima expresión su papel como dirigente sindical histórico, el de las no menos históricas organizaciones sociolaborales del ICE que él conduce como coordinador del FIT, así como atemperar la irradiación simbólico-política y cívico-patriótica de un indómito espíritu luchar de la clase trabajadora iceísta, en momentos como los actuales que indican el desarrollo de una coyuntura de polarización y de confrontación social de alta intensidad, como consta al país. Por supuesto que son opaces y deleznables propósitos rumbo al fracaso total.

Y considerando, además, el factor sociopolítico FIT-ICE dentro de la lucha cívica costarricense de los últimos años, el atentado civil contra los Derechos Humanos del compañero Chaves Castro con las pretensiones patronales de una ejecución sumaria de sus libertades sindicales; nuestras preocupaciones se agigantan por todo lo que ello ha de significar, habida cuenta de que los promotores ideológico-políticos de este tipo de acciones antisindicales saben que la tarea de la neoliberalización completa de nuestra sociedad y del desmontaje final de la institucionalidad social heredada, pasa por la extinción de las organizaciones sindicales de más vocación cívica y patriótica como las que ha venido dirigiendo el compañero Fabio Chaves Castro, junto a otras connotadas entidades de amplio reconocimiento civil en esta misma línea de las luchas patrióticas.

El atentado contra los Derechos Humanos del compañero Fabio Chaves Castro ante la autoritaria y errática, amén de provocadora, intentona patronal de su despido, nos obliga a un replanteamiento estratégico de nuestro accionar como Colectivo Sindical PATRIA JUSTA y a perseverar con más ahínco en la imperiosa necesidad de la más fuerte y diversa unidad sindical y popular.

Este acontecimiento antisindical debemos verlo como parte del proceso confrontativo que otros, no nosotros, han provocado en todos estos meses crispando nuestra convivencia como sociedad. De manera lamentable, el señor Obregón Quesada se matricula con esos otros, asumiendo un papel político-ideológico en esta polarización que será imposible no considerar.

Clara inspiración también hay para tan nefasto actuar patronal del ICE, en el marco de la infame campaña de agresión ideológica y de terrorismo ideológico desplegada por la plutocracia hegemónica y la prensa de su propiedad, en contra del Empleo Público; dejando una paradoja de paradojas en evidencia cuando ha sido el propio ICE un objetivo fundamental de ese ataque sistemático y sistémico, a lo que ahora debemos sumarle la tropelía del señor Obregón Quesada que venimos comentando. En tal contexto, sobresale la acción de un legislador tránsfuga de sus principios y renegado de sus presuntos ideales sindicales.

Con igual énfasis estamos dejando planteada la circunstancia homóloga que está sufriendo el compañero integrante de la Junta Directiva de ASDEICE y miembro del equipo coordinador tanto del FIT-ICE como del Colectivo Sindical PATRIA JUSTA, Juan de Dios Cordero Duarte, en puertas de sufrir una tropelía de similar naturaleza: despido antisindical.

Por supuesto que no hemos agotado la serie de argumentaciones que nos motiva plantear con motivo de la acción sindical del señor Presidente Ejecutivo del ICE; argumentaciones que por su riqueza y prolijidad se reservan para los diferentes escenarios por venir en esta confrontación al interior del ICE.

De la misma manera, estamos trabajando en la formulación de un plan de emergencia en la situación apuntada que nos permita combinar una serie de factores y de acciones, en diversos planos para enfrentar este duro ataque a la Libertad Sindical, al movimiento sindical del ICE, a PATRIA JUSTA y a toda la organización sindical y popular costarricense; plan de acción que comprenderá la apelación a la solidaridad internacional.

Para efectos primordiales de la presente, dejamos constancia férrea de que la acción de evidente contenido antisindical, en contra de la Libertad Sindical comprendida como parte esencial de los Derechos Humanos, que está promoviendo el señor Presidente Ejecutivo del ICE, don Carlos Manuel Obregón Quesada, en contra de nuestro compañero de causa y dirigente cívico-social de amplio reconocimiento ciudadano, don Fabio Chaves Castro, merece nuestra más enérgica condena y repudio; tanto como la actitud de despido antisindical en perspectiva para el distinguido dirigente don Juan de Dios Cordero Duarte.

En aras de lo hasta aquí mencionado, creemos necesario recordarle, con respeto y honestidad, la firma del documento sobre fijación de posiciones políticas que asumiría como Presidente de la República; firma otorgada por usted en calidad de candidato presidencial por el Partido Acción Ciudadana (PAC) y de cara a la segunda ronda electoral del 6 de abril siguiente, delante de integrantes de todo el país de la dirección nacional de las organizaciones del FIT-ICE.
Con respecto a varios ejes temáticos de suma importancia para la familia iceísta usted, honorable señor Presidente Solís, se comprometió a respetar las Garantías Sindicales según parte II, Eje Fundamental del documento en mención, relacionado con la estabilidad sociolaboral y los derechos contemplados en la Ley 8660.

En respeto a su honor, señor Presidente Solís y a la firma con la cual usted entonces suscribió el documento mencionado, le exhortamos con contundente vehemencia para que imponga su autoridad política y someta a su subalterno insubordinado institucionalmente hablando, al camino de la legalidad y de la constitucionalidad en materia de Derechos Humanos a fin de que se proceda, de inmediato, a revertir la abusiva y autoritaria, amén de antijurídica, acción patronal de la promoción del despido en mención.

Con la mayor consideración,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP
Coordinador Colectivo Sindical PATRIA JUSTA

Copias a:

Honorables señores ministros y señoras ministras de Estado del Consejo de Gobierno de la República de Costa Rica.
Honorable señor Víctor Morales Mora, Ministro de Trabajo y Seguridad Social.
Honorable señor Harold Villegas Román, Viceministro del Área Laboral, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
Honorable señor Alfredo Hasbum Camacho, Viceministro del Área Social, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
Honorable señora Monserrat Solano Carboni, Defensora de los Habitantes de la República.
Honorables señores obispos integrantes de la Honorable Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECOR).
Honorables señores diputados y señoras diputadas, fracciones parlamentarias de la Asamblea Legislativa.
Honorable señores Carlos Manuel Obregón Quesada, Presidente Ejecutivo del ICE:
Honorable Consejo Directivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
Honorable compañero Fabio Chaves Castro, Presidente Junta Directiva ASDEICE, Coordinador General FIT-ICE y Subcoordinador Colectivo Sindical PATRIA JUSTA.
Honorable señor Juan de Dios Cordero Duarte, Directivo de ASDEICE, integrante del FIT-ICE y del Colectivo Sindical PATRIA JUSTA.
Honorables compañeros y compañeras Junta Directiva ASDEICE.
Honorables organizaciones sindicales del FIT-ICE.
Honorable señores y señoras, Comisión Política del Partido Acción Ciudadana (PAC).
Honorables señores y señoras, Comité Ejecutivo del Partido Frente Amplio (PFA).
Honorables compañeros y compañeras Movimiento Sindical Costarricense.
Honorables compañeros y compañeras movimientos sociales costarricenses.
Honorables compañeros y compañeras dirigentes nacionales y de base, organizaciones Colectivo Sindical PATRIA JUSTA.
Honorables compañeros y compañeras del Movimiento Sindical Internacional:
Internacional de Servicios Públicos (ISP),
Confederación Sindical de Trabajadores y de Trabajadoras de las Américas (CSA),
Federación Sindical Mundial-Américas (FSM)
Confederación Sindical Internacional (CSI)
Confederación Europea de Sindicatos (CES).
Honorables señores y señoras de la Fundación Friedrich Ebert (FES)
Honorables señores y señoras Organización Internacional del Trabajo (OIT), Región mesoamericana.
Honorables medios de comunicación colectiva costarricense.
Honorables delegaciones de la prensa internacional instalada en Costa Rica.
Archivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>