Vocería mediática del “yes” al TLC se lleva gran derrota

Se “informa” en este día, posiblemente con tono de frustración rabia e impotencia, desde las páginas de la vocería mediática oficial del “yes” al TLC, el rechazo ad portas que hizo el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), de la intentona neoliberal fraguada en el mismísimo seno de las esferas más altas del poder político gubernamental, contra la institucionalidad de la ANEP por su activo y público compromiso cívico en contra del nefasto TLC y por la defensa de la institucionalidad democrática representada en el Estado Social de Derecho; conjura de la cual participaron varios elementos internos que deberán rendir cuentas, mediando debido proceso, de su proceder en contra de los principios de la agrupación que les dio albergue y protección para sus derechos laborales y sociales.

Por otra parte, la vocería mediática del “yes” al TLC se ha llevado una gran derrota, dado que su patológica aversión antinsindical y su sistemático y furibundo ataque contra la ANEP, les ha alejado irreversiblemente de los más elementales principios éticos de la objetividad periodística y del equilibrio informativo; convirtiéndose en actor político de primera línea que impulsa el proceso de polarización peligrosa y división dolorosa que está viviendo la sociedad costarricense, por culpa del anticristiano fundamentalismo neoliberal que promueve la filosofía de ese consorcio empresarial de negocio “informativo”.

La ANEP seguirá inclaudicable, con su imagen limpia, con su credibilidad intacta y con su característico profesionalismo, en su compromiso de aporte, en todos los ámbitos a su alcance, para la victoria del No al TLC en el referéndum del 7 de octubre.

ANEP agradece a la enorme cantidad de ciudadanos y de organizaciones sindicales, sociales y políticas que nos expresaron su solidaridad en las indicadas circunstancias; renovando su confianza y su credibilidad en el accionar de esta organización sindical; destacando todos que es el patriótico accionar de la ANEP, la causa de tanta preocupación, ira y odio que se genera contra ella en los círculos más influyentes del poder político, económico y mediático que, por ahora y aunque por contados días, controla los destinos de nuestro querido país.

Igualmente, destacamos el papel de la solidaridad internacional. Influyentes organizaciones de los movimientos sociales latinoamericanos, europeos y hasta asiáticos supieron de la conjura neoliberal contra la ANEP y se pusieron en alerta para el desarrollo de una gigantesca campaña mundial de respaldo a la ANEP y de condena al régimen de los hermanos Arias Sánchez. Esta alerta no será desactivada por la ANEP e instaremos a mantener la observación de toda esta situación.

Finalmente, la ANEP prepara las correspondientes demandas penales contra quienes se conjuraron en la fallida intentona de intromisión gobiernista en los asuntos internos de la organización.

San José, 9 de agosto de 2007.

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Edgar Morales Quesada
Secretario General Adjunto

___________________________________________________________

Esta es la noticia aparecida en La Nación S.A.
___________________________________________________________

Alega que no puede intervenir en asuntos internos de sindicato

Ministro de Trabajo rechazó ‘ad portas’ denuncia contra ANEP

Fiscal sindical acusó a los 19 miembros de la junta directiva de ANEP

Jerarca de Trabajo invita a funcionaria a llevar su caso a otras instancias

Vanessa Loaiza N.
vloaiza@ nacioncom

Las denuncias contra ANEP trascendieron el 19 de julio, un día antes de que Albino Vargas fuera reelegido como secretario general.
Carlos León

El ministro de Trabajo, Francisco Morales, rechazó ad portas la denuncia presentada por la fiscal de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) contra los dirigentes de la organización.

Nelly Rojas López afirmó en un informe que “algunos dirigentes perpetuados en sus puestos” han dispuesto en forma discrecional del patrimonio de la ANEP y han “embarcado” a la organización en un “proyecto político nacional” que rebasa sus objetivos legales.

La acusación, escrita en siete páginas y con un legajo de pruebas de 69 folios, fue presentada en el Ministerio el 10 de julio pasado. Rojas pide en el documento investigar al actual secretario del sindicato, Albino Vargas; a su secretario adjunto, Édgar Morales, y al resto de integrantes de la junta directiva.

El pasado 23 de julio, el ministro Morales rechazó ad portas los hechos denunciados pues alegó que se trata “de asuntos internos del sindicato” cuyo conocimiento le está vedado por ley.

Su argumento, explicó, se sustenta en un voto de noviembre de 1989 de la Sala IV y en una sentencia de 1984 de la Sala I de la Corte Suprema de Justicia.

Según la Sala IV, la Dirección de Organizaciones Sociales del Ministerio de Trabajo no tiene potestades “para ejercer la policía administrativa que le está vedada en virtud de los principios de autonomía e independencia sindicales”.

Las acusaciones. Nelly Rojas señaló que la actual junta directiva de ANEP aparentemente tomó dinero para financiar la campaña contra el TLC sin contar con el aval de la Asamblea General, la cual reúne a todos los agremiados.

También externó “serias dudas” sobre la legalidad de las convocatorias que realiza ANEP para sus asambleas de trabajadores.

Según la fiscal, en reiteradas ocasiones le han negado el listado oficial de afiliados al sindicato y eso la hace sospechar que la ANEP “celebra sus asambleas con menos del 1% del total de afiliados, y que a la gran mayoría no le llega una convocatoria personal”.

Por último, denunció que los actuales directores de la ANEP mantienen un ideario al que llaman “proyecto político en desarrollo” y que ese plan se financiaría con la explotación comercial de un centro turístico denominado Titi Lodge, en Manuel Antonio, Quepos.

Sin embargo, el ministro Morales alegó que la denuncia no aporta material probatorio que lo haga presumir “que las actuaciones de la ANEP se dirigen a incursionar en campaña política electoral”.

Sostuvo que, por lo tanto, no procede desinscribir el sindicato como pretendía la denunciante, a quien invitó a que “acuda a la vía correspondiente en demanda de sus pretensiones”.

Por su parte, la fiscal Nelly Rojas dijo que no iba a dar declaraciones sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>