Concursos de puestos vacantes son una farsa

Después de leer los requisitos y condiciones que se solicitan para llenar los puestos que se encuentran vacantes, no nos queda más que hacer un llamado a no participar, no nos podemos hacer cómplices de esa farsa, donde primero ponen a la persona y después le acomodan el puesto y los requisitos. Ya estamos cansados de esos procesos amañados y no podemos seguir avalando ese tipo de cosas.

La idea del Reglamento y de la Comisión de Carrera Administrativa era erradicar esas prácticas, pero nos hemos dado cuenta que estamos nadando contra corriente, la única forma de cambiar el mecanismo de selección de personal en esta institución es cambiando todo el sistema que opera en desde hace muchos años y que ha permitido que se nombre a familiares y amigos sin determinar si tales contrataciones corresponden o no a las necesidades institucionales.

Nos parece que hay que dar un golpe de timón, los dirigentes sindicales deberíamos abandonar la Comisión de Carrera Administrativa hasta que no se garantice la transparencia en los concursos y contrataciones.

No puede ser posible que en esta institución se jubile una persona e inmediatamente la contraten por un salario muy superior al que tenía anteriormente. No es que estemos en contra del trabajador, lo que estamos es en contra de estas cosas, porque se hacen para favorecer los intereses de algunas personas que se aprovechan de su jerarquía en beneficio propio.

En varias oportunidades le hemos dicho a la Presidencia Ejecutiva que de acuerdo a la Ley el único que tiene derecho a un vehículo de uso discrecional es el Presidente ejecutivo, pero en esta institución hay tres vehículos con placa particular, los cuales se usan como si fueran discrecionales, incluso algunos de ellos no permanecen en las instalaciones de la institución durante la noche porque se permite que el chofer se lo lleve para su domicilio, cuando esa persona ni siquiera es funcionario de planilla de la institución.

Como lo hemos dicho siempre los políticos se van y los trabajadores se quedan, si no denunciamos estas cosas, somos los funcionarios los que vamos a tener que asumir las consecuencias cuando nos llamen a cuentas.

Compañeros tenemos que exigir un cambio, un cambio en la forma de escoger a los nuevos funcionarios, un cambio en los procedimientos para comprar fincas, un cambio en la forma de tratar a los usuarios, un cambio en la forma de escoger a la Presidencia Ejecutiva y a la Junta Directiva, un cambio en la forma en que se manejan los asuntos en esta institución.

Todos criticamos la corrupción pero nos hacemos los majes cuando la tenemos ante nuestros ojos, tenemos que hacer algo para evitar ese flagelo que está carcomiendo a nuestra sociedad y la mejor forma de hacerlo es comenzar por nuestra casa.

Walter Quesada Fernández
Presidente Seccional
ANEP-INDER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>