El déficit fiscal no es culpa de la clase trabajadora

La evación en Costa Rica supera los ¢2 billones Así lo reconoce, oficialmente y sin ambages, el presente Gobierno de la República, según los máximos jerarcas del Ministerio de Hacienda: Helio Fallas Venegas, Ministro (además, de ser el Primer Vicepresidente de la República); y Fernando Rodríguez Garro, Viceministro de Ingresos.

¡Teníamos razón! ¡siempre hemos tenido razón. El déficit fiscal no es culpa de la clase trabajadora. Ésta no roba impuestos. Ésta paga puntualmente sus tributos. Si se trata del de ventas, lo cancela al momento mismo de la compra, en la caja registradora. Si gana un salario susceptible de aplicársele el de la renta, éste se le rebaja, directamente, de planilla. La clase trabajadora no roba impuestos.

Además, la clase trabajadora no recibe exenciones ni exoneraciones. Tampoco tiene sociedades anónimas.

Ahora queda en evidencia absoluta la naturaleza perversa de la infame campaña de agresión psicológica y de terrorismo ideológico que en los últimos meses han desplegado los latifundios mediáticos al servicio del capital neoliberal, manipulando y engañando a la opinión pública en cuanto a que el déficit fiscal se debía a los salarios de los empleados públicos, al empleo público.

Son los ladrones de impuestos los culpables del déficit fiscal. Se roban, al año, más de 2 billones de colones, ahora según cifras oficiales; dándosenos así la razón a nuestra sistemática denuncia al respecto que venimos formulando desde hace bastante tiempo.

Son los ladrones de impuestos que, por medio de la actual figura jurídica de las sociedades anónimas, se están robando, ¡por minuto!, 4 millones 336 mil 420 colones (4.336.420.00); y, por día, ¡cada 24 horas!, estos ladrones de impuestos se roban, 6 mil 244 millones 444 mil 444 colones: 6.244.444.444.00.

De este gigantesco y descomunal crimen contra toda la sociedad que significa este robo de impuestos en todas sus manifestaciones, son cómplices los señores diputados y las señoras diputadas que están bloqueando la tramitación del proyecto de ley contra el fraude fiscal, dado que éste incluye el registro de accionistas de las sociedades anónimas, necesario para que en el ámbito del control tributario, se sepa quiénes son los beneficiarios de las rentas de las mismas.

Igual responsabilidad le compete al principal gremio corporativo del gran empresariado nacional: La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Privado (UCCAEP).

A estos legisladores, liderados por el diputado Otto Guevara Guth, así como los principales líderes de la UCCAEP, debemos señalarlos con el dedo acusador y exhibirlos, públicamente, como los cómplices de semejante crimen contra toda la sociedad, que es este espeluznante robo de impuestos.

Gran parte de esa espantosa cantidad de más de 2 billones de colones en robo de impuestos (2 billones 248 mil millones de colones, según nuestros propios datos: 2.248.000.000.000.00), se evaden gracias a la actual figura jurídica de las sociedades anónimas; figura jurídica que ahora, también, está facilitando el lavado de dinero proveniente del narcotráfico y del crimen organizado, en cantidades tan grandes, pero tan grandes, que bien podrían sobrepasar a la misma cifra, ahora oficial y ya indicada, del robo de impuestos.

Ahora que es oficial que el déficit fiscal no es responsabilidad de la clase trabajadora, formulamos, con gran respeto pero profunda vehemencia, dos llamados:

PRIMERO: Al Gobierno de la República para que retire del actual período de sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa, todos los proyectos de ley, incluyendo el que aumenta el impuesto sobre las ventas al transformarlo en impuesto al valor agregado (IVA), y el de rentas. El Gobierno debe dejar, únicamente, en trámite parlamentario el proyecto contra el fraude fiscal, facilitando que la sociedad se fije bien en cuáles son los legisladores y cuáles son las legisladoras que están favoreciendo el robo de impuestos y que están siendo cómplices de este gran crimen social contra todo el pueblo costarricense.

SEGUNDO: A todas las organizaciones sindicales, de todas las corrientes que se expresan en el seno del Movimiento Sindical Costarricense, para que nos articulemos en una gran unidad en la acción y de las más diversas formas, contra el fraude fiscal en todas sus manifestaciones y; especialmente, para reivindicar el honor y el buen nombre de la abrumadora mayoría de los empleados públicos que han venido siendo vilipendiados, calumniados, injuriados, agredidos psicológicamente; quienes trabajan con honor y pagando puntualmente sus impuestos y que han sido víctimas de la infamia al culpabilizárseles de algo sobre lo que nunca tuvieron responsabilidad: el déficit fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>