Emplazamos al Ministro de Seguridad Pública, Mario Zamora

Ante nuestro cuestionamiento por la compra de vehículos de lujo, 52 vehículos Toyota Prado por parte del Ministerio de Seguridad Pública, dice usted señor Ministro Zamora que en ANEP queremos que los problemas en la Fuerza Pública persistan para seguir manteniendo nuestro discurso; agregando, según usted, que se vienen solucionando los problemas; y que con la implementación del manual los problemas salariales desaparecen. Ante esta manifestación que pretende descalificar nuestra queja por la compra de vehículos de lujo, manifestamos:

Primero: Los únicos que dan discursos son ustedes, los que cumplen una función política, y como “a buen pagador no le duelen prendas”, reconocemos que usted es muy bueno en el uso del verbo. Nosotros no somos políticos, cumplimos una labor que procura la justicia social; y analizamos muy bien la información y la procedencia de la misma, antes de plantear alguna situación. Esto se dio en el caso que nos ocupa. Le aclaramos señor Ministro: nuestra principal demanda viene siendo formulada desde hace varios años, la atención del ser humano que labora para la Fuerza Pública.

Segundo: Nos parece lamentable mirar cómo se intenta confundir a la opinión pública, diciendo que nos oponemos a que la policía tenga buenos vehículos, lo cual es rotundamente falso. No estamos cuestionando la compra y distribución de 312 vehículos tipo “pick up”; tampoco cuestionamos la compra y entrega de motos. Estamos cuestionando la compra de carros de lujo, hablamos de los Toyota Prado que sólo manejan personas adineradas y/o grandes corporaciones; no una institución “pobre”, que no puede reparar delegaciones, que no puede reparar patrullas, que no puede pagar horas extra, que adeuda feriados desde hace varios años a sus funcionarios, que no puede comprar equipo de cómputo y de oficina; o, señor Ministro Zamora, ¿desconoce usted las limitaciones en estos insumos?

Tercero: ¿Desconoce usted que la delegación de Palmares, en los meses de enero y febrero de este año, le pide a una cooperativa y a la Asociación Cívica ayuda para comprar una aspiradora y reparar dos motos? Además, ¿muéstrenos cuándo hemos planteado algo referente a la accidentalidad, como lo llamó usted? Lo que hemos denunciado en otras oportunidades es la falta de mantenimiento de vehículos de menor valor y que, por esta razón, muchas veces se dan situaciones que perjudican al funcionario conductor de una patrulla. Le podemos mostrar los cobros que les aplicaron por deducible afectando el salario de los policías.

Cuarto: ¡Qué lamentable, señor Ministro!, que un exfuncionario de la Defensoría de los Habitantes de la República, como usted, omita que lo primordial en cualquier organización y máxime en una institución como la Fuerza Pública, es su recurso humano, y que de poco servirá tanta inversión si el personal sigue siendo maltratado.

Quinto: Señor Ministro: ¿qué acciones tomó su cartera ante las muertes por suicidio de varios oficiales de la Fuerza Pública?; ¿cuánto valor le da usted al sufrimiento de familias como la del Subintendente Ramírez, el Subintendente Beita, y los otros compañeros que se quitaron la vida recientemente?; ¿ordenó alguna investigación? ¿Se ha preocupado usted por saber cómo está la salud mental del policía? ¿Se detuvo un momento a pensar por qué se están quitando la vida nuestros uniformados?

Sexto: Según los anuncios que en estos días incrementó su gobierno, el propio Ministerio de Seguridad, la labor de la Fuerza Pública, sería de lo más destacado de esta administración. Señalan ustedes desarticulación de bandas dedicadas al narcotráfico, hablan de grandes decomisos de drogas, aumento en las aprehensiones y decomisos de armas de fuego, importante parece; pero mientras tanto, las y los Policías luchan por una licencia de estudio; mientras tanto las y los Policías pierden sus hogares; mientras tanto la mayoría de funcionarios reciben una calificación de “BUENO”, misma que según el reglamento no permite la licencia de estudio… Y uno se pregunta, ¿quién hace el trabajo del que se vanagloria la administración?

Sétimo: Señor Ministro: habla usted de un manual que al día de hoy sigue siendo una expectativa de derecho, por cuanto no se termina de implementar y nadie recibe aun un centavo más en su salario; además se aparta usted de la verdad al manifestar que dicho manual surge por su “buena voluntad”, omitiendo una vez más que nuestra organización ANEP venía reclamando la creación de un manual desde el año 2008; e, inclusive, usted participó de algunas reuniones en aquel entonces como Director de Migración y Extranjería. Le ayudaremos una vez más con información: ese manual debería manejarse con muchísimo cuidado porque está generando mayor desigualdad y una “encarnizada” disputa por los puestos, lo que podría traer consigo situaciones lamentables; sumado a la circunstancia de que muchos no cuentan con los requisitos señalados en el mismo. Por otra parte, debería usted dejar de decir a los medios de comunicación que el manual resuelve el tema salarial, porque deja en la categoría “Agente Uno” a una importante cantidad de funcionarios, los cuales no superan, con incentivos, los ₡ 429,000 mensuales, para un líquido un promedio de ₡378,000.oo mensuales, a menos que usted considere esto suficiente para un Policía que se enfrenta al narcotráfico y a la criminalidad actual.

Octavo: Pero además, en el tema de los Toyota Prado, el Exministro de Seguridad, Lic. Fernando Berrocal Soto, coincidió con nuestra tesis y le aseguro que no es afiliado de la ANEP; pero sí miembro de su propio partido, señor Ministro Zamora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>