Golpe de Estado blando / I parte

Por Albino Vargas Barrantes
Secretario General ANEP

“Golpe de Estado blando” es un término oportunísimo, esclarecedor, estremecedor y provocador que expresó el distinguido ciudadano don Arnoldo Mora Rodríguez refiriéndose a la situación actual del país.

Don Arnoldo es un “…filósofo costarricense, con una amplia y fértil trayectoria intelectual, en el ámbito universitario, político y cultural. Cuenta con un… doctorado en Filosofía, de la Universidad de Lovaina, Bélgica, y una extensa carrera docente, de más de cuatro décadas, en las más importantes universidades estatales costarricenses” (página web de la Editorial Costa Rica).

Estamos hablando de un compatriota muy estudiado que, compártase o no su pensamiento, es una persona que genera mucho respeto.

Don Arnoldo es del criterio de que, el pasado viernes 23 de noviembre, ocurrió en Costa Rica un golpe de Estado blando.

Los siete magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia lo protagonizaron con su fallo a favor del más detestado proyecto de ley de los últimos tiempos, el expediente legislativo No. 20.580, popularmente conocido por el pueblo como combo fiscal y al que en el lenguaje del autoritarismo gobiernista PLUSC-PAC se le conoce como Ley del Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

El pasado martes 27 de noviembre, quien esto escribe publicó un artículo en La Prensa Libre (digital), al respecto de esta histórica circunstancia sociopolítica que estamos viviendo. Nuestro artículo para el Decano de la Prensa Nacional lo titulamos: “El fallo del compadre hablado” (http://www.laprensalibre.cr/Noticias/detalle/143539/el-fallo-del-compadre-hablado). Nuestra posición es que el fallo constitucional a favor del combo fiscal promovido por la tríada gobiernista PLUSC-PAC estuvo previamente concertado y la Sala IV se alineó con la matriz hegemónica del actual poder político-económico, viabilizando la votación del combo fiscal en segundo debate.

El maestro don Arnoldo Mora Rodríguez, afortunadamente, hace un profundo análisis al respecto, muy valioso para quienes que somos miles hemos decidido emprender el camino empedrado de la resistencia cívica al dictado autoritario del gobiernismo PLUSC-PAC, sus soportes mediáticos y, ahora, hasta el propio tribunal constitucional.

El golpe de Estado blando se materializó cuando la Sala IV da el aval para que el combo fiscal se vote en segundo debate con 29 votos; pasándole por encima a la máxima autoridad judicial del país que es la Corte Plena, la cual ya había decidido que dicha legislación afecta su vida organizacional interna; por tanto, lo requerido en esa segunda votación son 38 votos.

Don Arnoldo formula una interpretación política de ese golpe de Estado blando con esta lectura política: “…los magistrados dieron a conocer el mencionado fallo, tan ansiosa por no decir angustiosamente, esperado en los círculos políticos nacionales y en los organismos financieros internacionales. La respuesta de los magistrados fue la ordenada por los organismos financieros con la genuflexa complacencia de nuestros políticos. Para lograr la apetecida respuesta, unos y otros crearon, con el apoyo cómplice de un poderoso círculo de medios de comunicación, que no se cansaron de malinformar y manipular a la opinión pública, una atmósfera apocalíptica rayana en la histeria, hasta el punto de que el propio Presidente al que no se cansaron de hacer coro sus principales ministros liderados por el presidente del Banco Central, especie de procónsul representante del Fondo Monetario Internacional, les dio a entender a los magistrados que, si se negaban a legitimar la constitucionalidad del procedimiento empleado para aprobar el mencionado paquete tributario, ellos los magistrados serían responsables por la hecatombe que sobrevendría al país; pues no habría dinero para pagar a los empleados públicos, ni para hacerles frente a las deudas contraídas ante los organismos internacionales; en vista de lo cual, esos organismos cerrarían todas las puertas para presentar eventuales futuras solicitudes de crédito”.

¡Una valoración política atinadísima nos formula el Dr. Mora Rodríguez acerca del significado del fallo del compadre hablado! Nosotros nos quedamos cortísimos. Lo que ocurrió, en realidad, ¡fue un golpe de Estado blando!

Es evidente que a nuestra amada Patria la están sometiendo al diktat político de los poderes hegemónicos económico-mediáticos actualmente dominantes, de los cuales Alvarado Quesada es su gerente de gestión política con el cargo formal de presidente de la República; circunstancia acentuada luego de la adscripción a los mismos de la Sala IV con la emisión del fallo del compadre hablado.

Tienen ellos ahora el control de los tres poderes formales del Estado, más los poderes fácticos del capital neoliberal, especialmente los latifundios mediáticos que se han convertido, ahora sí sin duda alguna, en los reales partidos políticos quedando como mampara, para efectos oficiales, los de la tríada gobiernista PLUSC-PAC.

La semana próxima, Dios mediante, continuaremos con la segunda parte del golpe de Estado blando que acaba de ocurrir en nuestra Patria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>